dilluns, 2 de novembre de 2009

Él se llama antónimo, de Mariela Fioramonti


Si es corto no es largo.
Si es bajo no es alto.
Si es gordo no es flaco.
Si es negro no es blanco.

Si es mío no es tuyo.
Si es bueno no es malo.
Si es feo no es lindo.
Si es santo no es diablo.

¡Qué locos antónimos
que hoy les regalo!
Si los pierdo, los hallo.
Si los odio, los amo.

Si es poco no es mucho.
Si es grueso no es fino.
Si es blando no es duro.
Si es pobre no es rico.

Si es rayado no es liso.
Si es cerca no es lejos.
Si es limpio no es sucio.
Si es nuevo no es viejo.

¡Cómo me sirven, antónimos,
para embellecer mi poema!
La próxima vez que escriba
los tendré muy en cuenta.