dilluns, 12 de març de 2012

Para ser maestra

Para ser maestra
se necesita
un gran cerebro.
¡Oh No!, eso es para
ser científico.

Para ser maestra
se necesita
una mesa
¡Oh No!, eso es para
ser carpintero.

Para ser maestra
se necesita
una gran voz.
¡Oh No!, eso es para
ser cantante.

Para ser maestra
se necesita
ser rápida.
¡Oh No!, eso es para
ser corredor.

Para ser maestra
se necesita
un ordenador.
¡Oh No!, eso es para
ser informático.

Para ser maestra
se necesita
un coche
¡Oh No!, eso es para
ser piloto.

Para ser maestra
se necesita
un colegio.
¡Oh No!, eso es para
los niños.

Para ser maestra
se necesita
tener libros.
¡Oh No!, eso es para
el bibliotecario.

Para ser maestra
se necesitan
alumnos.
¡Oh No!, eso es para
ganar un sueldo.

Para ser maestra
se necesita
escribir bien.
¡Oh No!, eso es para
ser escritor.

Para ser maestra
se necesita
hablar claro.
¡Oh No!, eso es para
ser comentarista.

Para ser maestra
se necesita
entender la escritura.
¡Oh No!, eso es para
ser detective.

Dedicado a nuestra amiga Sàlvia, que nos inspiró la actividad. Como juego oral resultó muy divertido, estableciendo un diálogo espontáneo en el grupo.
El dibujo es de Ainhoa.

Tanga y el gran leopardo