divendres, 6 de juliol de 2012

Guía básica para padres

Unos consejos sencillos (en la mayoría de los casos) que seguro son de ayuda.
1. Sé paciente. No pierdas nunca la calma con ellos. Recuerda que son niños y a veces les cuesta más comprender las cosas a la primera.
2. No te canses de decirles que les quieres. No debería pasar ni un solo día que no les digas a tus hijos que les quieres. Ellos necesitan saber que siempre estarás allí para ellos y que no importa lo que pase, pueden contar contigo.
3. Pasa el máximo tiempo posible con ellos. En los tiempos que vivimos es poco probable que puedas permitirte no trabajar y estar en casa con ellos. Por eso, aprovecha todo el tiempo que puedas. Hay infinidad de actividades que podéis hacer juntos.
4. Muéstrale los valores éticos. No hay que ser un “sargento” para enseñarle algo de disciplina. Dale valores importantes que le sirvan a lo largo de su vida y muéstrale la necesidad de respetar a los demás.
5. No le insultes y menosprecies. Alaba lo que haga bien. A nadie le gusta que le llamen tonto o que siempre le recuerden que hace cosas mal. Por supuesto a ellos tampoco. Pon más énfasis en decirle las cosas que hacen bien.
6. Educa con diálogo. No hace falta gritar para decirles las cosas. Ni regañarle por todo. Aprende a hablar con él. Crea un vínculo de confianza en el cual el niño sea capaz de contarte todo lo que le pasa. Intenta escucharle, apoyarle y aconsejarle.7. Permíteles ser ellos mismos y experimentar por si solos. Debes aceptar a tu hijo tal y como es, y además, debes dejarle que experimente por sí mismo. No cometas el error de querer que tu hijo viva tu vida. Déjale que se equivoque, pero después no te olvides de estar ahí para brindarle tu ayuda.
Educar a los hijos es una tarea complicada, pero muy satisfactoria. Además, debes tener en cuenta que del buen trabajo de los padres, dependerá el futuro de la próxima generación.
Recuerda que la mejor enseñanza que le puedes dar a tu hijos es tu propio ejemplo de vida.
Cristina Breña desde "Apréndelo".