dimarts, 19 de gener de 2010

Un gato negro y blanco


Padre,no me riñas
que ya nunca volveré a desobedecerte...
No me riñas ,padre
que ya nunca volveré a ser malo.
Padre,cógeme en tus brazos
Anda,padre mío
que ya nunca volveré a romper las cosas.
Cógeme en tus brazos
y dame todo tu amor.
Duérmeme,apriétame fuerte
para sentir la dulzura de tu corazón
padre mío,que ya no te desobedeceré más
Padre...
¿verdad que si me porto bien
me vas a comprar un gatito blanco y negro
que sea muy,muy mimosito?
¡Oh,sí,padre mío...
cómprame un gatito de tres meses
como el de Jose Daniel
el mío que sea mágico y tenga alas...
que me lleve volando
o galopando como un caballo!

1 comentari:

Anònim ha dit...

Me encanta los gatitos y este gatito
me encanta mucho mas.