dimecres, 18 de maig de 2011

Al final lo maté...

Hacía mucho calor y estaba durmiendo la siesta muy feliz.De pronto, unos ruidos me despertaron:sirenas de policía,coches de periodistas,mucha gente sudando y sufriendo.Seguro que había un ladrón en mi casa.Entonces
me levanté y gritando cogí un cojín y empecé a pegarle con él.Se escapó,se escondió y luego salió de su escondite.Empecé a atacarle de tal modo que al final lo maté.
¡Maldito mosquito!¡Qué susto me había pegado!
Brenda