divendres, 6 de maig de 2011

Calí y la cueva mágica

Una mañana Calí fue a su cueva y dijo: "Ábrete Sésamo" y se abrió la puerta .
-¡Oh no!,¿ y mi dinero? Sólo hay flores y ¡guau, una fuente!
Cuando los cuarenta ladrones,que vigilaban lo que hacía,  se enteraron que si pedías una cosa la cueva te la daba, se fueron allí  y tocaron toc, toc y se abrió la puerta y uno dijo: 
-Quiero dinero
 Y salió dinero.
Un ladrón dijo
- ¡Qué calor, necesito una fuente!
Y apareció una fuente muy bonita.
Otro dijo:
- Huele mal, ojalá hubiera un jardín con flores
 Y apareció el jardín con flores olorosas.
Calí  le contó a sus niños que tenía una cueva que todo lo que pedías lo concedía.Pero al llegar allí encontraron a los ladrones dentro,entonces Calí gritó:
_Dinero,mucho dinero en monedas.
Y los ladrones quedaron enterrados entre tanta moneda y tanto tesoro.
Entonces Calí y su familia pudieron disfrutar de la cueva mágica.
La mujer decía:" quiero comida "y aparecía la comida, y los niños decían :"queremos ordenadores" y aparecían los ordenadores.
Así vivieron para siempre gozando de todo porque todo lo que pedían lo tenían sin trabajar.
Sebastián

1 comentari:

virginia ha dit...

Hola Mº José,
Me ha gustado mucho esta actividad de los cuentos cambiados. Felicita a tus alumnos.
Besitos a ti tambien y felicidades por tu gran idea!