dimecres, 16 de novembre de 2011

Sin mano

Cuando tenía siete años, me doblé la mano .No podía moverla y no podía jugar a voleibol ni otras cosas más. Yo me sentía triste porque no podía mover la mano izquierda. Con el apoyo de las amigas uno se siente mejor.Aunque  te digan algo, no pasa nada, tus verdaderas amigas siempre te ayudarán.
Paula