dimarts, 13 de setembre de 2011

El esqueleto motorista

Erase una  vez  un hombre que estaba con su hijo,Hasique, en un parque al lado de un cementerio.El hijo se estaba divirtiendo tanto que no sabía que su padre se iba a su casa.Se puso a jugar con un niño muy  raro.Tenia una gorra con una calavera dibujada .El esqueleto le enseñó la mano y le dijo:
-Tócame  la mano.
 Hasique  se la tocó y se  convirtió en un esqueleto motorista.Su camiseta era negra de cuero,tenia unas botas negras,una gorra de metal,y una moto con llamas dibujadas en los lados.El niño arrancó la moto y se fue a toda velocidad.Luego fue absorbiendo las almas de toda la gente.Quería  coger el pergamino sagrado para  absorber  todas las almas del mundo pero no se decidía  si coger el pergamino o la poción de curar.
El padre del niño pasó por allí y lo vio.Le dijo que parase de absorber almas.Éste le conestó que con una condición,que le regalase el robot de bolas.
El padre le dijo que sí  y el niño devolvió  todas las almas  a las personas.
FIN
Cristian